pólvora mojada

agosto 17, 2017 Comentarios desactivados en pólvora mojada

Un cristianismo que quiera recuperar sus señas de identidad tendrá que comprenderse a sí mismo, como hizo en sus orígenes, contra la vía religiosa de ir hacia Dios. Pues lo que es innegable es que la búsqueda de respuestas a nuestras preguntas últimas hoy en día se lleva a cabo sin el recurso de las fórmulas cristianas. Basta con leer cualquier libro de espiritualidad al uso. No es que los hombres actualmente pasen de las cosas últimas, aunque haya muchos que se contenten con poder ir a el corte inglés, sino que la munición cristiana les parece más cercana al mito que a la verdad. Pólvora mojada. Que Jesús sea Dios, que los muertos resuciten en los días finales… es para la mayoría algo sencillamente intragable. Pero quien sea aún capaz de comprender cuando menos qué hay detrás del kerigma cristiano probablemente caerá en la cuenta de que tiene más de anti-mito que de superstición. Pues proclamar que Dios depende de la respuesta del hombre al sacrificio de Dios nos coloca en la situación de quienes penden de un hilo. Y, ciertamente, esto no es lo mismo que estar convencido de que la solución a los problemas pasa por vaciar la mente. En el fondo, quizá la cuestión sea si el mal es simplemente un error o, por el contrario, algo que anida en el corazón del hombre. Esto es, si la voluntad de destrucción es tan solo una reacción que podemos controlar por medio de nuestra iluminación o si se trata de una raíz que exige una redención. Sin duda es más tranquilizante creer en lo primero. Pero la tranquilidad nunca fue un criterio para quien simplemente se pregunta si acaso será verdad que todo pasa por el desapego. Un estoico en el infierno de Auschwitz no da la impresión que sea, precisamente, alguien capaz de pronunciar la última palabra. El cristianismo, por tanto, se equivoca cuando, con la intención de ser políticamente correcto, intenta comprenderse a sí mismo como un modo entre otros de aproximarse al misterio de Dios. Pues, entre otras razones, el Dios que se revela como crucificado —el Dios que no es nadie al margen de su identificación con aquel que murió como un apestado de Dios—, no parece que sea un Dios al que podamos aproximarnos como quien se dirige a una cima o a un océano.

una trascendencia irrelevante

agosto 16, 2017 Comentarios desactivados en una trascendencia irrelevante

¿Qué seríamos nosotros para un ácaro del polvo? ¿Dioses? Quizá. Pero evidentemente se equivocaría. Cualquier mundo que pudiera imaginar por encima de su mundo no tendría nada que ver con nuestro mundo. En el orden de lo real, hay mucho por descubrir, si es que pudiera ser descubierto. El cosmos está hecho con incontables capas. Merton decía que vivimos en medio de aguas que nos cubren. Y es cierto. Pero esas aguas son inimaginables, si no impensables. Hay sin duda más allá. Hay otros mundos dentro de un mismo mundo. Y es posible que nosotros seamos ácaros del polvo para vete a saber quienes. Pero de ahí a hablar de Dios media un paso. Quien se lo salta, sencillamente hace trampas. En realidad, habla de sí mismo, de su necesidad de un amigo invisible. Aunque ese amigo tenga el aspecto de un océano.

el hombre elemental

agosto 15, 2017 Comentarios desactivados en el hombre elemental

Ante una mujer desnuda, o quedas fijado a su sexo o a sus ojos. Tertium non datur. No puedes con ambos. Evidentemente, hay cuerpo como hay alma.

los vecinos del quinto

agosto 14, 2017 Comentarios desactivados en los vecinos del quinto

Arriba tenemos temporalmente unos vecinos que se pasan el día gritándose. Mal rollo. Hay relaciones que te empeoran como las hay que sacan lo mejor que hay en ti. Con las primeras hay que cortar por lo sano antes de llegar al punto de no retorno. La cuestión que quizá deberías plantarte es si acaso no serás tú y no el otro quien se encuentra fuera de quicio.

usuaris.tinet

agosto 13, 2017 Comentarios desactivados en usuaris.tinet

Miquel Sunyol, jesuita, en su carta a Rafa Yuste, la cual fue viral, por decirlo así, en su momento, se pregunta qué papel le encontraríamos a nuestro “Jesús liberador” en los guiones de Woody Allen. La pregunta está muy bien. De hecho, la página web de Miquel Sunyol (aquí), que sigo fielmente, está muy bien, aun cuando sintonice una frecuencia que no termina de ser la nuestra, probablemente por un tema generacional. Pero sus diagnósticos suelen poner el dedo en la llaga. Sin embargo, no puedo evitar a la vez preguntarme qué papel le encontraríamos a nuestro Woody Allen en los relatos de la pasión. Es posible que Woody Allen difícilmente pudiera hacer de Woody Allen. Pero en ese caso Woody Allen ya no sería Woody Allen.

Clarice

agosto 12, 2017 Comentarios desactivados en Clarice

La escritura, esa maldición que salva.

Clarice Lispector

Franciszek Gajowniczek

agosto 11, 2017 Comentarios desactivados en Franciszek Gajowniczek

Como es sabido, Maximilian Kolbe se puso en el lugar de Franciszek Gajowniczek, el hombre que, junto a otros nueve, había sido seleccionado por los nazis para ser ejecutado en una operación de represalia. El motivo fue que el hombre tenía esposa e hijos. La historia hubiera sido otra, si Franciszek Gajowniczek no hubiera aceptado el sacrificio de Kolbe, creyendo que solo así llegaría a ser el padre que sus hijos necesitaban.