principio y fundamento

mayo 12, 2017 Comentarios desactivados en principio y fundamento

Si un buen hombre resucitara hoy en día, no veríamos la resurrección, sino un fenómeno insólito, paranormal… que exige una explicación. Sin embargo, la resurrección como acontecimiento tuvo sentido para quienes esperaban el triunfo de la justicia divina, los tiempos en los que Dios, poniendo un punto y final a la Historia, levantaría a los muertos para que pudieran ser juzgados junto a los vivos. No debería extrañarnos, pues, los signos de admiración del anuncio: ¡Dios ha resucitado a Jesús! Esto es, los tiempos finales han comenzado. Se trata del mismo júbilo que actualmente experimentarían quienes, llevando años buscando indicios de vida extraterrestre, lograran contactar con marcianos. Así, los primeros cristianos no emplearon el lenguaje de la resurrección como un modo de decir, pongamos por caso, que la vida vence a la muerte o que la causa de Jesús sigue en pie, aunque todo esto se desprenda, sin duda, del acontecimiento de la resurrección. Los primeros cristianos dijeron lo que dijeron, no lo que nos gustaría que hubiesen dicho. No es casual, por consiguiente, que el cristianismo, a la vista de que pasaban los años sin noticias de Gurb, decidiera transformarse en una religión espiritual, dejando de lado la expectativa apocalíptica que confería inteligibilidad al kerigma de la resurrección. Así, los cristianos fácilmente pasaron a entender dicho kerigma como si fuera un modo de hablar de la inmortalidad del alma. Pero, como decía Pablo, si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra fe. En cualquier caso, para quienes hoy en día se hallan en los vertederos del mundo viviendo como perros, no parece que sea un buena noticia —de hecho, no parece que sea noticia alguna— que un crucificado en nombre de Dios resucitara de entre los muertos como primero de muchos. O quizá tan solo lo sea si interpretan el anuncio como si dijera que en la otra vida se les recompensará. Pero, no iban por ahí los tiros del kerigma original. Este es, de hecho, el tema de un cristianismo preocupado por actualizar su mensaje sin hacer trampas.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo principio y fundamento en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: