la chute

marzo 30, 2017 Comentarios desactivados en la chute

La caída, desde la óptica de Benjamin, la cual no deja de ser profundamente judía, es una caída en el lenguaje. Pues, en el seno del decir algo de algo, ese algo otro al que nos referimos en último término se nos revela como eso que se encuentra siempre más allá de su determinación. Dicho con otras palabras, el carácter otro de lo otro es lo dejado atrás en su determinación como ente. Suponemos que el ente es algo otro ahí, pero, precisamente porque lo suponemos, su alteridad no se muestra como tal. De hecho, aparece como lo que en sí mismo no aparece. De ahí que el hombre sea, tras la caída, aquel que ha sido arrojado al mundo y, por consiguiente, aquel que experimenta en lo más profundo de sí mismo una nostalgia de lo absoluto. En tanto que existente, el hombre es aquel que encuentra en falta la radical alteridad de cuanto es, aquel se halla separado de lo enteramente otro o, mejor dicho, del enteramente otro. Esta, y no otra, es nuestra condición. No tenerlo en cuenta supone, de algún modo, contentarse con la reacción. Y al hacerlo, difícilmente somos algo más que bolas de billar que se mueven según el toque del taco.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo la chute en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: