política y moral

marzo 26, 2017 Comentarios desactivados en política y moral

La denuncia de la corrupción corre pareja a la antigua prevención contra las inclinaciones del cuerpo. La corrupción sería, así, el equivalente político de las bajas pasiones. Sin embargo, del mismo modo que nada comienza sin el impulso de lo bajo, difícilmente hubiera habido progreso social, sin el interés corrupto de unos cuantos. Como decía Mandeville, de los vicios privados nacen las virtudes públicas. De ahí no se deduce, sin embargo, que debamos tolerarlo. En el ámbito de lo político, a menudo es necesario hacer lo que en modo alguno cabe justificar. Pero, por eso mismo, y como ocurre en cierto modo también en el contexto de lo moral, debemos ocultar la falta que no pudimos evitar. Pues, en el momento que salga a la luz tendremos que pagar por lo que nos vimos obligados a hacer, al jugar a lo que jugamos. Ciertamente, nadie nos obligó a participar del juego. Pero también es cierto que ese juego —el juego de los proyectos político-económicos— alguien tiene que jugarlo. 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo política y moral en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: