Jacob

febrero 22, 2017 Comentarios desactivados en Jacob

No hay otro combate que el interior. Pues la lucha, en el fondo titánica, que nos configura es la que mantenemos contra nuestro Padre. Un Padre es aquel que niega tu propósito de ser como Él. De ahí que solo puedas emularlo —que solo puedas ocupar su lugar— venciéndolo con sus propias armas. Cualquier viaje que recorra los recovecos del alma que no implique un contra quién fácilmente termina siendo la excusa del onanismo espiritual. No hay obediencia al Padre —no hay fidelidad— que no pase por la muerte, la desmitificación del Padre.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Jacob en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: