la geografía del fin

enero 22, 2017 Comentarios desactivados en la geografía del fin

Del mismo modo que el poeta, como decía Borges, ve asombro donde el resto solo ve costumbre, un cristiano ve, también, impiedad. Pues, donde pasamos de largo es como si dejáramos morir. De ahí la urgencia del creyente por reparar el mundo. Como si no hubiera un mañana. De hecho, quien se encuentra levantando cuerpos en las simas del mundo, ya se encuentra, por eso mismo, en el fin del mundo. Desde la óptica creyente, el cese de los tiempos es, en última instancia, un lugar.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo la geografía del fin en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: