sobre el Juicio final

enero 12, 2017 Comentarios desactivados en sobre el Juicio final

Es conocida la dificultad moderna con la posibilidad del Juicio. El sujeto de hoy en día, en tanto que se concibe a sí mismo como autónomo, se resiste a comprenderse como aquel que se halla sub iudice. De ahí que en las comunidades cristianas de talante progre se proclame sin rubor que Dios no nos juzga (y así, no debería extrañarnos que sus retoños ya no sepan qué hacer con la palabra “Dios”). Es posible que la misericordia de Dios esté por encima de su ira. Pero esto solo significa que lo que nos juzga —lo que nos sitúa en la situación de un tener que responder— no es tanto el dictado de un padre como el perdón de una madre. En cualquier caso, ¿qué hay detrás de la idea del Juicio? Pues, que el más allá no anula la seriedad de esta vida. Que no da lo mismo dar de comer al hambriento, que pasar de largo, aun cuando colaboremos con las campañas solidarias de Oxfam, lo cual constituye, como podemos fácilmente sospechar, una forma sutil de pasar de largo. Que la compasión que se nos pide no es simplemente una reacción sentimental, sino la respuesta que debemos darle a quien nos saca del quicio del hogar, esto es, a aquel cuya mirada nos convierte en culpables de nuestra satisfacción. Juicio y mandato —juicio y voluntad de Dios— van, por tanto, de la mano. En ausencia de Juicio estamos condenados al narcisismo espiritual. Sencillamente, a quien no cree en el Juicio, le falta seriedad. Ciertamente, las imágenes del Juicio de Dios se asocian a un final de la Historia. Pero lo que esas imágenes revelan en el fondo es que, mientras haya hambre y violencia —mientras siga habiendo cruz—, cualquier presente es un tiempo final. Es cierto que los tiempos finales los decide Dios, pero no un deus ex machina, sino el Dios que se identifica con las víctimas del hombre. De ahí que los tiempos finales sean, precisamente, los tiempos de aquellos que ya no tienen vida por delante. Y en la medida en que ellos se revelan como nuestro Señor, sus tiempos son nuestros tiempos.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo sobre el Juicio final en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: