de cópula

diciembre 1, 2016 Comentarios desactivados en de cópula

Decía Lacan que no hay relación sexual. Y, sin duda, tenía razón. Pues, solo excepcionalmente los amantes se encuentran donde cruzan sus cuerpos. De hecho, esto suele ocurrir cuando fracasa el sexo —cuando el sexo no es perfecto. Ergo, no hay relación sexual qua sexual. Por suerte. Pues, mientras sigamos creyendo en el mito romántico —o, en su defecto, pornográfico— seguiremos sin saber de qué va la película del amor. Pues hombre y mujer son, uno con respecto al otro, extraños. Nuestros planetas son, ciertamente, distintos. De ahí que el encuentro, de producirse, preserve esa extrañeza originaria. Y de ahí también que el encuentro solo pueda darse como disculpa —como perdón. Donde creemos disolver dicha extrañeza por la intensidad de la fusión, permanecemos en aquel malentés donde el otro pierde su alteridad para convertirse en el motivo de nuestro deseo. Como el chocolate o la perdiz.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo de cópula en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: