nacimiento virginal

noviembre 13, 2016 Comentarios desactivados en nacimiento virginal

En las religiones del entorno del antiguo Israel, no se encuentran paralelismos de una concepción virginal. En la Biblia misma hay ejemplos de mujeres estériles que conciben un hijo —un signo de lo que es imposible para el hombre es posible para Dios—, pero no de vírgenes. Sí, en cambio, en el ámbito grecorromano. Como es sabido, Perseo nace de la virgen Dánae por la gracia de Zeus, transformado en lluvia de oro. Además, era un tópico de la religiosidad mediterránea que los dioses pudieran concebir hijos de los hombres. Por tanto, la idea de que pudieran haber hombres que hubieran nacido de madre mortal pero de padre divino era una idea ciertamente disponible. Es así que, por medio de este patrón, Jesús de Nazareth fue divinizado o reconocido como Dios, mejor dicho, como Hijo de Dios. Sin embargo, lo original del cristianismo es que aplicó dicho patrón a un hombre que, si tenemos en cuenta de que murió como un maldito de Dios, en modo alguno podía pasar, según ese mismo patrón, por Hijo de Dios. Podríamos decir que el cristianismo recurre al mito para decir lo que el mito no puede admitir: que el verdadero Hijo de Dios no es el héroe —el hombre que participa del poder de Dios—, sino aquel que muere como un perro en nombre de Dios. Es como si hoy en día dijéramos que la verdadera hija de la belleza no es Adriana Lima, pongamos por caso, sino la mujer barbuda de las antiguas ferias. Una broma, vamos.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo nacimiento virginal en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: