doble o nada

noviembre 7, 2016 Comentarios desactivados en doble o nada

Un Dios, como sabían perfectamente los griegos, posee siempre una doble faz. En este sentido, su ira va con su amabilidad —su belleza con su monstruosidad. Pues no hay virtud que no contenga su lado oscuro. De ahí que no sea casual que, cuando nos quedamos con uno de sus aspectos, Dios vaya perdiendo pie hasta convertirse en el sueño del hombre. Y es que, en el fondo, no hay realidad que no sea dialéctica.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo doble o nada en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: