de tú

noviembre 2, 2016 Comentarios desactivados en de tú

La irrupción del otro, por defecto, resulta intimidatoria. El yo es, en gran medida, un muro de contención. De ahí el trato de usted, hoy en día olvidado. Que fácilmente nos tuteemos no significa que el otro haya dejado de amedrentarnos: significa que la irrupción del otro cada vez cuenta con menos recursos. Ocurre aquí como en el caso de los fantasmas: que solo haría falta que nos acostumbrásemos a ellos para que dejaran de ser una figura de la alteridad. 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo de tú en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: