el tope

octubre 24, 2016 Comentarios desactivados en el tope

Un Dios, por definición, no es solo un exceso, sino un exceso que pasa de nosotros. Por contraste, no somos mucho más que paja. Ante el exceso de Dios, el hombre no cuenta. De ahí que el temor sea el sentimiento básico de aquel que se ve forzado a tratar con la divinidad. Pero, de ahí también que, cuando damos por sentado que Dios nos quiere y que, por tanto, algo quiere de nosotros, esto es, una vez Dios pasa a ser un asunto íntimo, de tal modo que el temor de Dios acaba disolviéndose como azúcar en el café, no tenga que pasar mucho tiempo para que terminemos despreciando a Dios —para que no sepamos qué hacer con la palabra Dios

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo el tope en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: