persona y animismo

agosto 11, 2016 Comentarios desactivados en persona y animismo

Para comprender que hay detrás de la fe en un Dios personal solo hay que regresar al animismo. Pues para el animismo, según algunos la religión más primitiva, las plantas y las bestias, incluso las piedras, se dirigen a los hombres. Todo tiene alma. Todo significa o representa. Todo es una interconexión de poderes ocultos. Así, un animista hubiera admitido que las plantas se apagan porque les falta agua. Ahora bien, igualmente creería que una explicación es, en el fondo, irrelevante. Mejor dicho, si les falta el agua es porque la última explicación reside en el orden de los significados, de las intenciones de las fuerzas invisibles. En cualquier caso, lo decisivo es qué pretenden decir las plantas cuando se apagan. Y evidentemente ningún animista se imagina a la planta con un rostro espectral.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo persona y animismo en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: