cuatro tipos simpáticos

julio 17, 2016 Comentarios desactivados en cuatro tipos simpáticos

Está el creyente, aquel que permanece a la espera de Dios y, por ello mismo, sujeto a su voluntad. Luego está el que no cree, para quien Dios no es más que la ilusión del hombre. Tenemos también a los que creen que creen, la mayoría de los que hoy en día siguen yendo a misa. Son los cristianos “de boquilla”: por un lado, se llenan la boca con la palabra “Jesús”, pero por otro “viven como Dios”. Y finalmente encontraríamos al que es incapaz de creer, al no estar marcado por la interrupción —la gracia— de Dios, pero si cree que el creyente ha visto algo verdadero. Y que por eso mismo está más vivo que el resto de los hombres. 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo cuatro tipos simpáticos en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: