risen (8)

julio 9, 2016 Comentarios desactivados en risen (8)

Parece ser, según dicen los que saben, que las formulaciones más primitivas de la resurrección de Jesús de Nazareth, no distinguen especialmente entre resurrección y exaltación a los cielos. De hecho, Pablo, el testimonio más antiguo de la resurrección que encontramos en el Nuevo Testamento, habla, a propósito del episodio de Damasco, de una visión desde lo alto. La distinción entre las fórmulas de la resurrección y las de la exaltación serían, por tanto, posteriores. Lo mismo cabría decir de la insistencia en el carácter corporal de las apariciones. El resucitado de Pablo no es el que come pescado junto a los apóstoles. La pregunta es a qué obedecen estas distinciones. Dejando a un lado los detalles, si las cosas son así, entonces no parece que podamos tomar los relatos de las apariciones corporales, sobre todo las que relata el cuarto evangelio, en los mismos términos que podemos comprender el testimonio primigenio de Pablo, el cual, a la hora de formularse, remite a su vez a formulaciones anteriores. En este sentido, deberíamos comprender los hechos que relata Juan como comentarios teológicos a la experiencia originaria.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo risen (8) en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: