voces en la oscuridad

junio 18, 2016 Comentarios desactivados en voces en la oscuridad

Dios no se ve. Se escucha. Pero ¿dónde escuchar la voz de Dios -la voz a la que nos encontramos sujetos incondicionalmente? En la oscuridad. Donde hay visión, el yo sigue teniendo su entorno bajo control. La visión mantiene lo visto en la distancia de la seguridad. En cambio, estamos por entero sujetos a la voz que irrumpe en la oscuridad. Dependemos de ella. La voz en la oscuridad, más que una figura, encarna la presencia misma de la alteridad radical. Pero la voz en la oscuridad es en último término un clamor. Pues no hay mayor oscuridad que la de quienes padecen el desplome de los cielos. Dios se nos da, por tanto, como una voz espectral. De entrada, un espectro nos da miedo, mejor dicho, pavor. Pero su grito no pretende asustarnos. Al contrario, busca nuestra ayuda, nuestra compasión. La soledad de los muertos tiene que ser infinita.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo voces en la oscuridad en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: