crear valor

marzo 25, 2016 Comentarios desactivados en crear valor

Nietzsche, como sabemos, se preguntó si el hombre era capaz de crear valores —o, si por el contrario, estaba condenado a reconocerlos. La pregunta, en el fondo, es la pregunta por la posibilidad de que el hombre pueda crear, conscientemente, una divinidad que reemplace al Dios cristiano. Sin embargo, la pregunta quizá sea otra: si el hombre podrá admitir como valor, el valor que sea capaz de crear (si es que ello fuera posible). Pues, el hombre, mientras siga siendo hombre, nunca podrá reconocerse en su creación. El creador, por definición, se extraña de lo creado. Quien crea en modo alguno puede encontrarse sujeto a su obra. Toda creación es, al fin y al cabo, un hijo bastardo. En el desprecio del creador late una falta de piedad por lo deforme —un cierto orgullo aristocrático ante la decepción que supone engendrar. Por eso el único modo de reconciliarse con esa obra extraña —el único modo de dotarla de valor— sería cayendo injustamente en sus manos, esto es, degradándose hasta la condición del esclavo. El creador al ponerse al servicio de un hijo que no lo merece, muere para sí mismo, dotando al hijo de un aura impropia. Pero ¿acaso no fue esto lo que hizo, precisamente, el Dios cristiano?

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo crear valor en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: