asíntotas

febrero 15, 2016 § Deja un comentario

El santo va tras las huellas Dios. Pero, lo cierto es que, con respecto a Dios, cuanto más cerca, más lejos. Esto es, en su búsqueda de Dios, el santo no puede menos que fracasar. De ahí, su vacío, su humillación. Por eso, no deja de ser extraño que solo a través de los santos pueda el impresentable hacerse presente.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo asíntotas en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: