duna

febrero 14, 2016 § Deja un comentario

El desierto crece, dejó escrito Nietzsche. Y es verdad. Pero convertirse en desierto, acaso sea lo más extraño —lo más santo, dirán algunos— que pueda hacer un hombre consigo mismo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo duna en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: