el juego del mono

octubre 20, 2015 § Deja un comentario

En una de las plataformas educativas a las que fácilmente se conectan los niños de primaria de hoy en día (edu365.cat), hay un juego que resume a la perfección el desideratum de la nueva pedagogía (o ya no tan nueva). Se trata del típico juego de las adivinanzas, en el que se dan varias pistas, la mayoría de las cuales son demasiado obvias como para que el niño no acierte. Lo curioso del caso es que ganas siempre. Da igual, si aciertas a la primera o después de la quinta pista. Tan solo se trata de completar la serie. Da la impresión de que el juego está diseñado para que el niño no pueda perder. La simple idea de establecer una diferencia entre los que aciertan a la primera y los que no es, sencillamente, un anatema. Hagas lo que hagas, la recompensa es siempre la misma (“un gran aplaudiment”). De hecho, muy pocos niños se esfuerzan por encontrar la respuesta sin necesidad de pistas. La tendencia es la de apretar espontáneamente el botón de ayuda. Alguien tendría que decirles a esos niños, antes de que se lo diga la vida misma, que a veces se pierde. O que no siempre se es el primero. O que, aunque fracases, vale la pena hacer las cosas poniendo, al menos, un poco de voluntad.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo el juego del mono en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: