el gran teatro del mundo

octubre 18, 2015 § Deja un comentario

En la época del judaísmo intertestamentario, la experiencia religiosa no podía separarse de una visión teatral del mundo. Así, los creyentes permanecían a la espera de la intervención de Dios, como ocurre con aquellos lectores atrapados por la trama de una novela de suspense. En concreto, esperaban que un enviado de Dios trajera algo parecido a las últimas voluntades de Dios. En esto consiste, grosso modo, la denominada expectativa mesiánica. La historia, pues, se concebía a la manera de un drama teatral, con Dios como actor principal en la lucha contra las potencias del mal. Se esperaba, como suele esperarse en cualquier novela o película de hoy, un final feliz, la victoria del poder de Dios sobre Satán, en definitiva, la redención. Es evidente que cuando perdemos de vista este marco, las grandes declaraciones cristianas pierden buena parte de su sentido. El nihilismo no sería tanto la ausencia de un final feliz como la imposibilidad de pensar la historia como drama —o, como suele también decirse, como metarrelato. El nihilismo es hijo de la sustitución del mito por la ciencia. Pues, por definición, la ciencia no puede concebir el cosmos dramáticamente, sino solo naturalmente. De ahí que la única redención que pueda esperar el hombre no dependa ya de la intervención del gran Otro, sino de las fuerzas internas y, por extensión, impersonales del desarrollo histórico o, si se prefiere, cósmico. Esto es, en vez de redención ex machina, progreso. El problema de la ideología del progreso es que la redención no alcanza a las víctimas del pasado. La justicia final, de darse, solo afectaría a las postrimerías de la humanidad, lo cual supondría, sin duda, una victoria póstuma del nihilismo. Pues resulta muy difícil evitar la deriva nihilista donde no sabemos qué responder a la pregunta por la vida que pueden esperar aquellos a los que se les arrancó injustamente la vida —aquellos para los cuales la vida es, precisamente, algo aún pendiente.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo el gran teatro del mundo en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: