kénosis

julio 22, 2015 § Deja un comentario

Uno podría preguntarse perfectamente si acaso el vaciamiento—la humillación de Dios— no nos deja desnudos de Dios. 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo kénosis en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: