Lv 1

julio 16, 2015 § Deja un comentario

En el libro del Levítico, Yavhé reclama un toro sin mácula en sacrificio. No se precisa por qué un toro y no, pongamos por caso, un cordero. Tampoco Israel se lo plantea. Esto es así, sin más. Es por esto que la aparición de un Sócrates constituye un corte fundacional en Occidente. Pues la actitud del homo religiosus no es, ni puede ser, la propia de quien se interroga sobre lo que es así, sin más. La actitud socrática inevitablemente marca una distancia —de hecho, una distancia que se revelará infranqueable— con respecto a lo dado. Ello comporta, a su vez, la creación de un nuevo sujeto. Así, el sujeto de la interrogación socrática no podrá ser el mismo que el que se pliega a la epifanía y a lo que de ella se desprende. Quien se encuentra frente a la aparición de lo Santo, de lo verdaderamente Otro, no puede hacer otra cosa que aceptar. En cambio, para el sócrates de turno lo único que terminaremos por aceptar es que lo Otro como tal es algo que siempre se nos escapa de las manos y que, por tanto, de lo Real en sí, al fin y al cabo, no sabemos nada. El homo religiosus permanece ligado a la aparición como dato incuestionable de su estar en el mundo. En cambio, el homo philosophicus permanece, como quien dice, en estado de suspensión. Algunos teólogos dirán, hoy en día, que no hay aquí contradicción: que lo que Dios quiere en verdad es que el hombre sea capaz de interrogarse por lo dado. Pero esta solución ad hoc acaso sea, más que una solución, un síntoma de lo lejos que estamos de entender, hoy en día, la posición creyente. Pues, si Dios quiere en verdad que pongamos en cuestión lo que es sin más, entonces deberíamos admitir que los viejos creyentes estaban equivocados al plegarse sin discusión a la aparición de lo Santo, como lo pueda estar un niño que aún cree en la existencia de los reyes magos. Pero no me atrevería a decir esto último, aun cuando sea cierto que nosotros, herederos también de la sospecha socrática, difícilmente podemos seguir creyendo en Melchor.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Lv 1 en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: