una justificación

abril 29, 2015 § Deja un comentario

¿Por qué Dios aún? Porque fuimos unos niños. Mejor dicho, porque las pretensiones de la infancia siguen estando ahí, aunque no podamos aceptarlas. 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo una justificación en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: