a las 5 en punto

enero 25, 2015 § Deja un comentario

No es casual que el fracasado sea, en el fondo, un apocalíptico. Sobre todo es él quien necesita decirse “mi hora aún no ha llegado”. Lo que ignora, sin embargo, es que su hora, su éxito, solo podrá realizarse como malentendido. Por suerte a quien le llega su hora, no vive para verlo.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo a las 5 en punto en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: