Akiva ben Iosef

enero 14, 2015 § Deja un comentario

En el año 135 dC el rabí Akiva, uno de los padres del judaísmo rabínico, fue crucificado. Cuando le preguntaron por qué sonreía él dijo: “porque es ahora que cumplo perfectamente con el mandamiento del Shemá Israel. Entregando mi vida puedo decir, sin miedo a equivocarme, que amo a Dios con todas mis fuerzas.” Evidentemente, nada que ver con el “¡Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado!” ¿No deberíamos concluir, por eso mismo, que fue Akiva, y no Jesús de Nazareth, quien estuvo a la altura de Dios? A la hora de la verdad ¿acaso Akiva no demuestra tener una mayor fe? De ahí que resulte tan desconcertante decir cristianamente que la muerte de Jesús de Nazareth es, con respecto a Dios, más reveladora que la de Akiva.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Akiva ben Iosef en la modificación.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: